viernes, 31 de julio de 2015

Las zonas muertas, aguas mortíferas

Las zonas muertas se forman cada primavera y alcanza su máximo letal en verano. Una extensión dañina y desprovista de oxígeno . Las “zonas muertas” se dan en todo el mundo, desde la bahía de Chesapeake (EEUU) hasta el mar Báltico ¿El mayor culpable? Los residuos agrícolas, esto convierte al agua del mar en unas aguas mortíferas para la vida marina.


Las zonas muertas, aguas mortíferas


En este caso, los fertilizantes usados en los campos van a parar al rio Mississippi y luego al golfo de México, donde estimulan la proliferación de algas. Cuando estas mueren (o son ingeridas y excretadas por el zooplancton), se descomponen en el fondo, reduciendo el oxígeno, asfixiando la vida marina y perjudicando el sustento de las poblaciones humanas que viven junto al mar. En 1980 se empezó a monitorizar este problema, y cada vez ha ido a más, sobre todo en el golfo de México, ya que el auge de las plantaciones de maíz en el que se emplean muchos fertilizantes.

Las zonas muertas o aguas mortiferas,se extienden por las desembocaduras de los ríos año tras año, y acaba con la fauna marina costera

martes, 14 de julio de 2015

La sexta extinción, cada vez más cerca.

La sexta extinción, está cada vez más cerca. Los niveles de extinción alcanzados en 2015 son alarmantes.
Un nuevo estudio llevado a cabo por un equipo de científicos del Instituto Woods para el Medio Ambiente de Stanford (EE.UU) y de la Universidad Autónoma de México (México) concluye que nuestro planeta está comenzando una nueva etapa de extinción masiva que amenaza incluso la supervivencia de la propia humanidad.

El estudio ha sido publicado en la revita Science Advances.
Según el estudio, las especies están desapareciendo hasta 100 veces más rápido de lo normal, de seguir así, esto pondría en jaque a toda la humanidad.

La exploración forestal, la apropiación de tierras para la agricultura, las especies invasoras, la acidificación de los océanos o el aumento de C02 que envenenan nuestro ecosistema son algunas de las causas que propician la destrucción de los hábitats naturales y con un impacto directo hacia nuestra especie. Según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, cerca del 41% de todas las especies de anfibios y el 26% de los mamíferos se encuentran en peligro de extinción.

Si estas especies desaparecieran también lo harían sus beneficios para el planeta como la polinización de los cultivos y los humedales; la pérdida de la biodiversidad se cierne sobre la humanidad. Sin embargo, aún hay esperanza: “Evitar una sexta extinción masiva requerirá rápidos esfuerzos, en gran medida intensificados para conservar las especies ya amenazadas, y para aliviar las presiones sobre sus poblaciones, en particular la pérdida de hábitat, la sobreexplotación con fines económicos y el cambio climático”, sentencian los investigadores.



miércoles, 1 de julio de 2015

Cañones del Sil - Rio Miño

Los cañones del Sil - rio Miño, en las provincias de Lugo y Orense, es uno de los más espectaculares tramos fluviales encañonados de la península Ibérica y todo el sur de Europa. Sin ninguna protección efectiva, aunque el sector central de los cañones del Sil aparece incluido en el inventario de espacios naturales de Galicia, se solicita la declaración de un parque natural “Cañones del Sil- Rio Miño”

Cañones del Sil- Rio Miño


Entre formidables farallones graníticos, el rio se sume progresivamente en unas profundidades cada vez más acentuadas según progresa hacia occidente cuya media de pendiente supera el 75%.Las escasas precipitaciones anuales, los inviernos suaves y los veranos secos, transforman al sector en una apasionante isla climática en medio del noroeste Ibérico.

Cañones del Sil - Rio Miño
Constituye un reducto excepcional para ciertas especies botánicas típicamente mediterráneas, enclaves de alcornoques, encinas, madroños, jarales con los mejores rodales de alcornocales de Galicia. Manchas forestales de influencia atlántica también notables, con robles carballos, abedules, fresnedas y esplendidos castañares.


Existe el lobo ibérico, el oso pardo habitó hasta mediados del S. XIX, también existieron hasta el S XIX la cabra montés y el venado. Sobrevive el corzo, el jabalí es muy abundante, la nutria, tejón, la gineta, gato montés,  y otros pequeños mamíferos. Aves rapaces como el halcón peregrino, búho real, o águila perdicera. En invierno excelentes concentraciones de aves acuáticas. Los Cañones del Sil- Rio Miño es uno de los reductos más interesantes del interior de Galicia y urge su efectiva protección.