largo movil

lunes, 11 de enero de 2016

Predicciones corriente del Niño 2016

Científicos alemanes descubrieron un nuevo modelo de anticipación para el fenómeno de “El Niño” y advierten 75% de probabilidad que ocurra este año convirtiéndolo en tórrido.

A nivel mundial los climatólogos advierten que Australia, el sureste asiático, India y África, podrían ver sus cultivos afectados por la sequía, de persistir el modelo que marcan las actuales condiciones.


Muchos se acuerdan de los efectos que tuvo el fenómeno El Niño en el mundo entre 1997 y 1998. Lluvias torrenciales, inundaciones, incendios forestales que devoraban todo lo que se encontraban a su paso, sequías que dejaron sin agua a miles de personas durante semanas,...a esto  hay que sumarle la escasez de pesca y la muerte de ganado y cultivo.

la agencia espacial estadounidense considera el de este 2016 LA CORRIENTE DEL NIÑO, sera comparable a lo que muchos llamaron el “fenómeno monstruoso” de hace 18 años.


El Niño desconcierta a los expertos. Se sabe que es cíclico y que se forma entre un periodo de dos a siete años.
 Las condiciones están dadas dentro de esos parámetros este año, por lo que los científicos han determinado un 76% de probabilidades de que El Niño se genere en 2016. Si la predicción se confirma, en tanto la Oscilación del Sur se desarrolle habrá más calor que el habitual. Además de tener en cuenta que el fenómeno se extiende durante unos dos años, probablemente las altas temperaturas alcancen también al año próximo.

 Mientras tanto los climatólogos que se rigen por el sistema convencional, entienden que deberemos esperar hasta junio al menos para establecer con certeza si están dadas las condiciones para que aparezca El Niño. Ello se podrá confirmar cuando las corrientes cálidas subacuáticas del océano Pacífico comiencen a desplazarse desde el Ecuador hacia el oeste sudamericano. El llamado ciclo de la Oscilación del Sur El Niño reinicia su actividad entre abril y junio

 Así como ocurrió en 1992, 1998, 2004 y 2010, las aguas superficiales provenientes del centro del océano Pacífico tropical se están calentando y avanzan hacia Suramérica. El fenómeno del Niño se está gestando y esa ola de calor traerá inevitablemente fuertes alteraciones del clima, principalmente en Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia.

En Europa los trastornos son mucho menores que en el resto del mundo aunque pueden sufrir alguna sequía, menor que la de los países asiáticos.

Y como se forma el Niño?
Cuando El Niño se presenta se produce una bajada en la presión atmosférica sobre el océano Pacífico Ecuatorial y aumenta al norte de Australia.
Los vientos alisios, que soplan de este a oeste empujando las aguas cálidas hacia los mares indonesios, se debilitan o incluso desaparecen provocando, tanto en la atmósfera como en los océanos, grandes anomalías.

Los vientos alisios no tienen fuerza para arrastrar las aguas cálidas superficiales hacia las costas asiáticas, entonces regresan a las costas americanas formando la contracorriente El Niño. Ello origina efectos atmosféricos y oceánicos contrarios a los tiempos normales. Es decir, en las costas asiáticas aparecen las sequías, los incendios en los bosques, etcétera.

A su vez, en las costas americanas se desatan grandes temporales tropicales, que acarrean aluviones e inundaciones.

1 comentario:

loading...