martes, 30 de agosto de 2016

El regreso del bisonte Europeo

El bisonte europeo, fue criado en zoológicos y centros de reproducción. No obstante, cuando en mayo de 2014 los bisontes europeos fueron reubicados en una zona cercada de los Cárpatos de Transilvania, en Rumania, la mayoría se aclimató. Este junio, 14 estos bisontes  fueron liberados, último paso de un esfuerzo constante por reintroducir en Europa el Bison bonasus.



Los bisontes transitaron en Europa por primera vez hace alrededor de 10 000 años. Para el siglo VIII d. C., la caza y la destrucción del hábitat habían reducido su territorio relegándolos hacia el este. Después, las cacerías reales y las matanzas durante la guerra redujeron las manadas restantes hasta que el último bisonte sucumbió en 1927. La siguiente generación se crió de solo 12 que sobrevivían en zoológicos. Europa del este inició las reintroducciones durante la segunda mitad del siglo XX. Una vez liberados los 14 bisontes, la idea era traer más a la zona cercada. Rewilding Europe y WWF coordinan el esfuerzo con los lugareños;

La mira está en el turismo. Las futuras liberaciones de bisontes deben acercar su población en Rumania al menos a 300 individuos para 2025. A diferencia de su primo americano (Bison bison), el Bison bonasus no es un icono cultural. “El mayor problema para la conservación del bisonte europeo es que este animal es desconocido  para la mayor parte de la gente,  como no es conocido, no es querido. Y como no es querido, no hay suficiente apoyo para su conservación”.


Hoy día, aproximadamente dos tercios de los 5.000 bisontes Europeos en el mundo (el mamífero más grande de Europa) deambulan en Europa del este. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada