largo movil

lunes, 4 de agosto de 2014

Los gestores del monte

Serafín, como otros compañeros del pueblo, además de trabajar sus tierras se dedicaba a segar "fornica" del bosque.Limpiaba maleza,romeros,aliagas y otros matorrales que se empleaban para combustible en los hornos de pan y cerámica.
No hace tanto de esto.
Entonces el monte del pueblo estaba limpio y no habían incendios incontrolables como los de ahora.Si se
producía un conato, la gente del pueblo podía sofocarlo pronto, porque no existía maleza que lo propagara.
Otro factor fundamental era que había ganado en la montaña.Hace 40 años, en el pueblo de Serafín había mas de 40.000 ovejas  que pastoreaban por el monte y se comían las plantas.El pueblo tenia entonces 3.000 habitantes.Pero se prohibió que el ganado entrara en el monte por considerar que lo dañaba y al perderse la capacidad de sus pastos, se redujo drasticamente esta actividad económica.
Hoy, en el pueblo no hay mas de 3.000 ovejas y a población se ha reducido a 900 personas que viven cada vez menos de los cultivos de secano y mas del turismo de verano y fines de semana.

El monte es algo que consideran ajeno al pueblo a base de sentir desprecio a sus actuales gestores,quienes ponen especial énfasis en reprimir cualquier actividad que consideren invade el espacio publico.Todo el pueblo esta seguro que el bosque terminara quemándose ,porque esta sucio y abandonado.En verano, cuando se contratan las cuadrillas que ahora denominan contra incendios, los hombres que no tienen otra cosa que hacer se apuntan, sabiendo que en estas condiciones tan deplorables, poco tienen que hacer.
Serafín no tiene remilgos en afirmar que cuando ha estado en una brigada le ha venido bien que el incendio dure mucho,para poder cobrar horas extras.
En las operaciones de limpieza, lo que se hace ahora le da risas,por que se limitan a cuatro orillas y dejan los restos de poda ,con lo que es peor cuando se secan.
El forestal del pueblo ha llegado a denunciar a vecinos del pueblo al ir a por un remolque de leña para la estufa de casa .Ahora esta prohibido hasta cojer un romero del monte.. Así que los antiguos cuidadores del bosque ven como se les ha arrebatado y lo domina la propia burocracia.
Cuando tanto se habla de los propios agricultores y gente rural tienen que ser  "los cuidadores del monte", parece inaudito que no se caiga en la cuenta de que hay que emprender lineas de actuación directamente relacionadas con el medio y de acuerdo con los mayores expertos en la materia, los propios habitantes de estos pueblos , los verdaderos gestores del monte

3 comentarios:

  1. Este es un tema muy complicado en el que entran tantos factores que da para escribir otra entrada, en vez de un comentario.
    No obstante, quería escribir cuatro cosas:
    1.- No sé concretamente de qué pueblo hablas, pero en general, no se ha perdido el pastoreo por ninguna prohibición de entrar en ningún sitio. Se ha perdido porque no hay relevo generacional, la vida del pastor es dura, los márgenes son escasos y la puntilla la ha dado la PAC con el desacoplamiento de las ayudas en el ovino. Ahora cobran lo mismo con ganado o sin ganado, así que en los últimos años se han ido al garete un montón de explotaciones. No obstante, el problema principal creo que es el relevo generacional, aunque la PAC hubiese seguido con las ayudas acopladas, creo que hubiese tenido el mismo fin.
    2.- Si no hay gente que aproveche el monte de manera regular y sostenible, cualquier otro apaño que se haga será eso, un apaño. No se puede pretender mantener el monte “limpio” (si es que ese término significa algo) en base a presupuestos del Estado.
    Pero es que tampoco tengo claro qué quiere decir “mantener el monte limpio” ¿limpio de qué? ¿de vegetación? ¿habría que mantener un monte monoespecífico?
    Creo que simplemente, al cambiar los usos, el monte cambia. Evoluciona, pero no me parece bien decir que esté “sucio”. Otro tema es el de los incendios en el bosque mediterráneo; un tema complicado, largo de hablar y, en mi opinión, difícil de aceptar.
    Es decir, que nuestra situación es el resultado de que nuestra sociedad prima unas cosas y no prima otras. Este resultado es que la población del mundo rural disminuye, y peor aún, cada vez está más desligado el mundo rural del mundo agrario. Los pueblos cada vez están menos relacionados con la agricultura, por lo que no hay gente que aproveche el monte y lógicamente, éste cambia.
    Un tema controvertido… Saludos!!

    ResponderEliminar
  2. Oscar, no hablo de ningún pueblo en concreto es ficticio, puede ser cualquier pueblo de España, pero el pastoreo en pleno monte como se hacia antes esta prohibido, y leña del monte tampoco se puede cojer, pueden multarte.
    Limpio quiero decir de matorral y leña seca ,no pretendo decir que se arrase con toda la vegetación, faltaría mas, limpio no significa lo que hacen muchas brigadas forestales de ahora si que arrasan con toda la vegetación y además se la dejan allí.Gracias por por tu comentario.

    ResponderEliminar

  3. Mira Oscar mi abuelo vivía en la provincia de Cuenca, fue pastor durante bastantes años, trabajaba para una finca y llevaba un rebaño de cabras y ovejas, el me contaba que podían entrar en pleno monte y nadie le decía nada, ahora salen pero al campo y a los márgenes del bosque, tienen prohibido entrar en pleno monte, íbamos a por leña ( previó aviso al ayuntamiento) y cogíamos la leña de los árboles caídos, y la leña seca, con esto te quiero decir que el monte para la gente del pueblo era rentable,y ayudaba a "" limpiar"" aclarar, o como quieras decirlo, el monte ..ahora no...en lo demás estoy de aquerdo contigo.

    ResponderEliminar

loading...