+ + El mundo de la ecologia: marzo 2018

largo para movil nuevo

loading...

lunes, 19 de marzo de 2018

El murciélago ceniciento o gris, viajar para dormir



Entre las más de 1,300 especies de murciélagos que existen en el mundo, el murciélago ceniciento o gris (Lasiurus cinereus) de unos 13 cm de longitud y una envergadura alar de 40 cm, destaca por su pelaje marrón que es de un color blanquinoso en los extremos lo que le da una apariencia blanquecina, pero tiene una característica que lo hace único: viaja para dormir.






Algunas especies de quirópteros pasan el invierno hibernando en cuevas en espera de que aumenten las temperaturas y puedan reanudar su actividad. Otras, en cambio, viajan miles de kilómetros hasta sitios más cálidos, de este modo pueden seguir activas y alimentarse todo el año. Pero recientemente se descubrió que el murciélago ceniciento o gris hasta ahora considerado de hábitos migratorios  aplica las dos estrategias:

Cada año a de viajar desde su hogar de verano en Canadá hasta Los cálidos bosques de California, encuentra un árbol grande y cómodo, y se echa a dormir. Es La única especie conocida con este comportamiento.

Esta característica fue descubierta por científicos de La Estación de Investigación del Pacífico Suroeste, en California, quienes en septiembre de 2014 marcaron a varios de estos ejemplares La especie se destaca por su singular pelaje canoso  y registraron sus niveles de temperatura y actividad. Buscaban conocer cómo los afectan tas variaciones en las condiciones atmosféricas.

Tras La evidencia, los investigadores proponen que en realidad, a diferencia a de lo que se creía, no es de hábitos migratorios del murciélago ceniciento o gris  sino que está adaptada para hibernar. La diferencia es que  el Lasiurus cinereus no lo hace en cavernas sino en árboles. De quedarse a la intemperie en Canadá terminarían congelados. Por tanto harían la travesía en busca de sitios cálidos para descansar, como las grandes secuoyas de California; éstas les proporcionan refugio, temperaturas secas y una humedad apropiada para dormir, razones por las que bien vale la pena el viaje.
Cargando...